Actualidad

17/09/2018

¿Cómo surgió la albóndiga?

¿Cómo surgió la albóndiga?

Muchos menús diarios en Salamanca ofrecen albóndigas. Si bien su nombre suele ser mal pronunciado, su aspecto es inconfundible y encaja en múltiples platos. A día de hoy esta elaboración se realiza a partir de múltiples ingredientes, pero ¿cómo surge la albóndiga? Si quieres saberlo, solo tienes que seguir leyendo.

El nombre procede del árabe hispánico albúnduqa, el cual viene a decir "la bola". Existen fuentes del siglo XVI que hablan de cómo los árabes vendían albóndigas. Su aspecto y preparación eran similares a la actual, ya que se componían de carne picada en fino y diferentes especias. Sin embargo, los romanos ya hacían albóndigas.

Marco Gavio Apicio, gastrónomo que vivió en el siglo I de nuestra era, recogió que en su época las albóndigas se hacían de carne de vacuno, pollo, conejo e incluso pavo real. La masa tenía como base la carne picada, al igual que las que puedes encontrar en los menús diarios en Salamanca, se añadía pan laudo húmedo y diferentes especias de la época. Curiosamente, los romanos las hervían en agua o las asaban.

Indistintamente, los árabes fueron quienes introdujeron las albóndigas en España y a ellos se debe su nombre. Debes saber que eran preparadas en moldes, algo que entusiasmaba a las clases populares y podían comprarse fritas en los mercados. En algunos casos se ofrecían con una salsa, la cual se elaborada a partir de aceite, ajo, vinagre y huevo batido.

Por último, las recetas que incluyen vegetales aparecen durante el siglo XV. Esta era cocida y luego picada finamente para añadirla a la mezcla.

Como has podido ver, las albóndigas son un alimento de largo recorrido. Desde Algo Nuevo - Catering te invitamos a contactarnos. Pondremos nuestra amplia experiencia para que tus eventos cuenten con las mejores propuestas culinarias. El sabor es lo primero.