Actualidad

21/02/2017

Los sabrosos y versátiles pimientos del piquillo

Los sabrosos y versátiles pimientos del piquillo

En nuestros menús diarios en Salamanca servimos múltiples preparaciones diferentes. Entre ellas, a veces, tenemos los pimientos del piquillo, una hortaliza muy apreciada que seguro que conoces bien.

Los pimientos del piquillo pueden ser un ingrediente clave en una preparación mayor, a la que da carácter, personalidad y colorido. Por ejemplo, en una tortilla, un montadito, una tosta o una ensalada. También acompañan muy bien a las carnes y los pescados azules. Pero también pueden ser los protagonistas del plato, como por ejemplo a la plancha, caramelizados con una pizca de azúcar. Y sobre todo rellenos (de pescado o marisco, comúnmente), un plato elegante y de categoría que funciona muy bien, no solo por su delicioso sabor, sino también porque su carne es firme y aguantan muy bien el rellenado.

Como ves, son muy versátiles. Por eso, y porque están muy ricos, nos encanta presentártelos en algún plato de nuestros menús diarios en Salamanca.

Pero ¿qué son los pimientos del piquillo y qué los distingue de otros pimientos? Como sabrás, existen muchísimas variedades diferentes de pimientos, ya que se dan en prácticamente todo el mundo. Los del piquillo más auténticos se cultivan en Lodosa (Navarra), y son tan especiales y únicos que tienen la denominación de origen Piquillo de Lodosa.

Tienen forma cónica, una longitud de unos 7-10 cm y un intenso color rojo, aunque pueden presentar algunas vetas verdes. Una de las características que los diferencian de otros pimientos es que los de piquillo se asan con llama directa, lo que les da un toque peculiar. Después del asado se pelan sin contacto con agua. Así no pierden nada de su sabor característico.

En Algo Nuevo nos encanta cocinar pero sobre todo, nos encanta hacerlo con buenos ingredientes. El pimiento del piquillo es uno de esos que siempre nos hacen sonreír, porque sabemos que tú también lo harás cuando lo pruebes.