Actualidad

03/07/2015

Los trucos para cocinar unas albóndigas jugosas

Los trucos para cocinar unas albóndigas jugosas

Estamos comprometidos con la gente socialmente más desfavorecida y por ello, una de nuestras funciones es servir comida a domicilio para personas dependientes, ofreciendo una dieta equilibrada y algo de compañía, ambas cosas igual de importantes. Los menús diarios en Salamanca son muy variados y de vez en cuando preparamos unas deliciosas albóndigas. En este post te vamos a contar como cocinar este plato.

Conseguir una albóndiga en su punto, es decir, jugosa y sabrosa, no es tarea fácil. Desde Algo Nuevo-Cateringte recomendamos que adquieras una carne picada de vacuno, aunque en ocasiones se puede mezclar con un poco de cerdo si tu presupuesto es más ajustado. En un bol, introduce la carne con perejil y ajo frescos y bien picaditos. Por otro lado, moja en leche un buen puñado de miga de pan y añádela al bol junto con un huevo batido, sal y pimienta. A continuación amásalo todo hasta conseguir una masa homogénea, tápalo con film transparente e introdúcelo en la nevera durante quince minutos. Una vez que haya reposado es hora de comenzar a hacer las bolitas, que no sean ni muy grandes ni muy pequeñas. Cuando ya las tengas formadas rebózalas con harina y fríelas en una sartén. Ten en cuenta que el aceite ha de estar bien caliente para evitar que la carne se cueza. Según las hayas sacando colócalas sobre papel de cocina para que absorba toda la grasa sobrante.

Ésta es la técnica para conseguir una deliciosa albóndiga. En nuestros menús diarios en Salamanca acompañamos la carne con salsas tradicionales o de tomate y con patatas fritas.